Una carpa

Comunidades llenas de niños, iglesias locales dispuestas a abrir sus puertas, un líder visionario y seminaristas con el deseo de servir en una parte de su país afectada por el conflicto: Todos elementos importantes en los primeros años de la historia de Vive.

¿Qué faltó?

Una carpa de circo, ¡claro!

En 2005 Simón pudo comprar una carpa, en la cual miles de niños han escuchado las buenas noticias de Jesús de una forma accesible.

Adultos desplazados han dormido allí, se usó en Mocoa, se han hecho noches de paz y reconciliación en ella y una vez ayudé a lavarla.

Haz clic aquí para donar con una tarjeta de crédito por la página de la misión Latin Link. O consigna a la cuenta de la Fundación: Fundación Comunidad Vive, Bancolombia Cuenta de Ahorros No. 00934997212, NIT. 900797943.

Si decides hacerlo, me cuentas, a esta drección fionaARROBAvive.org.

¡Gracias!

Share this post:Facebooktwitterredditlinkedin

Comments are closed.